Pico Midi d´Ossau, un volcán

06/10/2099  (martes)

PICO MIDI D´OSSAU

2884m

     Temiendo mal tiempo, que tanto leíamos en el parte metereológico, hemos decidido ascender el Pico Midi d´Ossau, pico pirenaico que se encuentra en Francia. El Ossau, el elegante y prestigioso Ossau, es un volcán. Al borde de las zonas calcáreas de Aneou, su masa de andesita presenta una gran originalidad geológica. Por regla general, la roca es de fiar para los escaladores.

     Muchos consideran este pico como el más hermoso de los Pirineos. Los habitantes de Pau lo tienen por el paraíso de la escalada y, todo pireneísta está obligado a ascender a él por lo menos una vez en su vida.

      Partimos de Sallent de Gállego sobre las 7:30h, en menos de media hora llegamos a El Portalet, frontera España-Francia. Nada más cruzarlo aparcamos en el área de vehículos Cabane de l´Araille. Ahí, preparamos las mochilas con el material de escalada y algo para comer.

     Es oscuro todavía a estas horas y aún así hay otros montañeros que van apareciendo y emprenden camino hacia el pico. Nosotros con tranquilidad hacemos lo propio. Hasta Cabane de Sénescau, el prado es llevadero, ligero ascenso que va calentando los motores del cuerpo, luego nos espera una pronunciada cuesta más pedregosa hasta el monte  Soum de Pombie, 2134 m, de aquí ya manteniendo altura vamos recorriendo los kilómetros que nos faltan hasta el refugio de Pombie, 2031m, donde se encuentra el lago del mismo nombre, invitando a pegarse un chapuzón, pero claro, el cielo no esta “tan claro”. Nubes sospechosas oscuras y no tanto rondan sobre nuestras cabezas, acompañadas de una brisa fresca.

     Una sorprenderte mole de roca nos está observando, parece temible y casi inaccesible, la grandiosidad nos hace estremecer un poco el ánimo, se la ve poderosa, desafiante y con ese fondo oscuro allá en el cielo, más todavía. A su vera una “rossaguera” que nace desde el mismísimo pico y baja por un lateral hasta nosotros. Nuestro ánimo comienza a tener ganas de seguir y empezar la escalada.

     Así que, en una media hora estamos en el Col de Suzon. Pedro decide no seguir, no está por la labor de ascender dicha masa compacta. Sin demora, Pedro Miguel, Vicente y yo emprendemos duro ascenso sinuoso por el sendero crestero hasta el mismo pie de la montaña rocosa, donde se empieza escalando una chimenea.

     ¡Lo que faltaba! Otra placa recordatoria de un compañero, amigo, familiar, etc… por su fallecimiento en el intento. Comienza a ser un hábito desagradable. Para eso están los cementerios. Venimos a disfrutar y con esto sólo te quitan las ganas o por lo menos la alegría. ¡Ya sabemos que es una actividad peligrosa! Comento esto con todo mi respeto hacia el fallecido-s y familiares y amigos. Yo también pasé por lo mismo.

     Nos ponemos el arnés y preparamos la cuerda, mientras pico algo, Vicente y Pedro Miguel, miran por donde se realiza el ascenso, más o menos saben por donde, ya que la chimenea está clara. Pero con la placa del difunto, el tiempo encapotado, el frío y la posible lluvia, estamos un buen rato indecisos. Medio subimos-bajamos, que sí, que no… llegan otros escaladores, unos no se lo piensan y suben, otros vuelven atrás. En esto que vemos aparecer a Pedro. Comentamos “el todo”. Ante tanta duda se me quitan las ganas, a Vicente por si nos llueve ahí en lo alto; -Nos quedaremos empapados y esta roca patina muchísimo mojada. Lo mismo opina Pedro Miguel. Al final decidimos no arriesgarnos (una retirada a tiempo, es una gran victoria), además, ya empieza a lloviznar. Decidimos volver al coche, ahora son las 10h, parte del trayecto lo hacemos bajo la lluvia, a partir del refugio de Pombie, cuatro gotas y luego nada. El cielo se va  despejando, o eso, nos parece.

     Como el que no quiere la cosa llegamos al vehículo sobre las 13:30h, con nostalgia vemos la gran mole del Midi d´Ossau y la suerte de los que lo están dominando. Pero a mal tiempo buena cara, así que, decidimos ir a Jaca.

     La tarde súper calurosa la pasamos ahí, después de una buena comida, un paseo y visita a las tiendas de deporte mirando material que nos hace falta, y algún que otro mapa, el de Guara, próximo destino a explorar mañana. Sin darnos cuenta ya es tarde, volvemos a Sallent de Gállego a pasar la noche. Los dueños de la casa nos hacen una estupenda cena, nos ponemos morados, somos los únicos clientes.

PARA VER LAS FOTOS EN DIAPOS PINCHA AQUÍ

 

Esta entrada fue publicada en EXCURSIONES y escalada, General, VIAJE: Pirineos3000;Balaitus-Picos del Infierno-Pico Midi d´Ossau-Guara y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s