Cova Tancada des Cap de Menorca

   Cova Tancada des Cap de Menorca. Foto: Rafael Minguillón BTTersMallorca Nos decantamos por una cavidad sin muchas dificultades. En realidad no tiene a salvedad de la aproximación a su boca, en pleno risco que da al mar. Un patinazo y te comes no sólo la hierva, sino los cantos rocosos duros como un pilón. Recordaba yo, en mi tierna juventud, divino tesoro ya pasado como el bus de hace unos minutos que estoy esperando… -Cachis…, que el camino era más tortuoso y largo, pero no, en un plis-plas y un “chimpúm” la tropa y no en tropel, aparecidos y presentados ante la entrada estamos. Doce metros por encima del nivel del mar. El mar está precioso, tranquilo, dan ganas de zambullirse, que te abrace bajo su verde esmeralda, pero hoy no toca y eso que el día es bien veraniego. Nos pega una solana que pasamos calor del bueno.

  Pensamos que éramos los únicos, pero mira tú por donde, que salen del chamizo 6 turistas, que así como exhiben su cuerpo hermos@ al discurrir frente nuestra, nos llegan otros tantos, pero no tanto en número ni juventud. -Bienvenidos sean. Alabado sea el Señor.

  Superado el ágape, trabajan las fauces a velocidad, prestos somos a nuestro turno. Pasando uno tras otro, exploramos recovecos. Admiramos columnas, coladas, banderolas inmensas, espeleotemas de todas clases, grietas cubiertas de estalactitas. El entorno es dulzón, color caramelo, color nieve que te invita a paladear.

   Avanzamos por una galería que da a una salita, para bajar y subir por esos escalones esculpidos en la roca, así en toda la cavidad. Menudo trabajo para el que sacó la pajita más corta. Cova Tancada des Cap de Menorca. Foto: Rafael Minguillón BTTersMallorcaAsombrados, perplejos al toparnos con la sala mayor, que nos enseña toda su desnudez; concreciones por toda la sala, gourgs llenos de agua, columnas esbeltas, estalactitas y coladas de todas las formas y grosores. Más peldaños artificiales. La sala se alarga, pudiendo hacer una visita turística sin guía. Pero ojo, ¡patina cantidad!  

       Por todos los rincones hay cosas bellas, hermosas, guapas y agradecidas. A la vuelta, al poco de salir de la sala principal, a la derecha veremos un paso en el suelo, que es una galería que  comunica al mar. Así que, si alguien quiere un chapuzón, tienen dos opciones; o por la interior o por la exterior. La de fuera, tiene también escalones esculpidos en la roca hasta la misma mar. Restos quedan de un antiguo embarcadero.

PARA VER TODAS LAS FOTOGRAFÍAS PINCHA AQUÍ

Esta entrada fue publicada en ESPELEOLOGÍA, EXCURSIONES y escalada, General y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s