VIVAC Puig Galatzó

IMGP1300

Palma iluminada y su Luna

3  julio  2009 

VIVAC PUIG DE GALATZÓ 

“…Gracias a la Luna, que con su luz ilumina las piedras, conseguimos llegar al pico sin linternas. La brisa es fresca. Las mujeres tienen frío, se abrigan…”

  

Ya era hora que llegase el veranito. Hace mucho calor, por lo que realizar actividades diurnas por la montaña, es un infierno. Por eso, hemos decidido hacer un vivac.

Hablando con Pedro y Mariana, decidimos ir al Puig de Galatzó. Un destino en el que se  pueda acceder a una playa o cala, sin tener que desplazarse demasiado para ir después del pateo.

Quedamos para el viernes por la tarde. A las 19h, Pedro pasa por mi casa me monto en su cochecito, que no sé como cabremos cuatro con sus respectivas mochilas y una nevera, y pasamos por la UIB, a recoger a Mariana. Y ahora lo más temido… hemos quedado en Esporlas a las 19:30h, que se supone Clara, estará lista y prestos partir hacia Estellenc.

Como ya la conocemos, sabemos que esperaremos, y eso hacemos.

Una vez colocados como podemos en el coche, iniciamos ruta hacia el Mirador de Ricard Roca, pero ojo, un kilómetro antes de llegar desde Estellencs, está la pista forestal, que nos conduce al área recreativa des Boal de ses Serveres. Una vez ahí, nos preparamos para el ascenso.

Sin ningún problema, subimos por la pista, llegamos al área recreativa, de ahí bien señalizado por sendero y continuo ascenso pasamos por el Pas des Cossis, ya sentimos como la luz va menguando, aparecen unas nubes que tapan el sol. La penumbra va llegando sigilosamente. Tenemos que acelerar un poco el paso, pero miramos atrás y la tranquila Clara… pues eso… tranquila.

¡No sé qué pasó¡ Pero juraría que saqué la botella de agua de la nevera del coche y no la tengo. Gracias a Clara y Mariana, me dan un botellín de agua, 50 cl, me ha de durar hasta mañana. Y eso que traje 3 litros…

Llegamos al Coll de sa Moleta Rasa y observamos la puesta de sol, lástima de unas nubes…. Esperamos a Clara… y una vez llega continuamos. -¡Mira! Unas botas… Me dice Clara -sí, veo que se pone de moda…. Y no me gusta nada.

En el Pas de na Sabatera, ya nos ha pillado la oscuridad, allá a lo lejos, vemos Palma bien iluminada sobre un fondo bien negro. Ya nos queda poco para llegar al Puig, ahora toca lo más duro. El ascenso es más pronunciado. 

Gracias a la Luna, que con su luz ilumina las piedras, conseguimos llegar al pico sin linternas. La brisa es fresca. Las mujeres tienen frío, se abrigan. Podemos adivinar por sus perfiles algunos picos de la Tramuntana, vemos desde la bahía de Palma hasta el puerto  de Andratx. Y los pueblos iluminados por esa lumínica artificial de color ocre. Desde aquí, se ve precioso.

Estamos en lo alto del Puig de Galatzó.  Ya es tarde, por lo que nos ponemos a cenar, Pedro con su arroz, yo con mi ensalada de garbanzos, Mariana y Clara, con sus “variados”, o sea, de todo un poco. 

Nos ponemos lo mejor posible para dormir. Entre Pedro, Mariana y Clara, se turnan en leer “el Principito”, yo, al estar más apartado por falta de sitio, escucho como leen, uno tras otro. Ameno y entretenido.

Somos los únicos aquí arriba, embutidos en el saco, escuchando la brisa fresca y admirando el cielo estrellado. Sombras oscuras a nuestra vera y allá a lo lejos. La visión de las luces de la ciudad, incomparable con el silencio de aquí al ruido y bullicio de ahí abajo. ¡¡Esto es fantástico!!

Llega el amanecer, la pereza se acentúa al tener que levantarse, recoger y emprender el regreso.  Sin demorarnos mucho empezamos el descenso, el sol ha salido, eso quiere decir que ya empezamos a sudar.

Pedro quiere dar la vuelta por el Boal de ses Fonts hacia el Boal de ses Serveres. Trayecto más largo, pero como hay bosque, más llevadero.  Recorrido que realizamos absorbiendo la energía que desprende la naturaleza y el frescor del bosque.

Pasamos por el Mirador y bajamos pista y en nada estamos en el vehículo. Rápidos, abrimos nevera, sacamos agua y a beber y acomer algo. Son las 10h. Una pareja emprende subida al Galatzó. A esta hora hace mucho calor.

Ya decidimos de antemano ir a Cala d´Estellencs a refrescarnos y eso hacemos. El agua está buenísima. Pero cuando el sol aparece sobre nuestros cuerpos…. Es insoportable y nos vamos retirando. Y lo mejor, el auto invitarnos a comer en casa de Clara.

PARAVER LAS FOTOS EN DIAPOS PINCHA AQUI

 

Esta entrada fue publicada en EXCURSIONES y escalada, General y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s