Torca del Carlista -349m

A máxima profundidad en el SIFÓN TERMINAL

20 abril 2011 miércoles  día 2 de 9

 TORCA DEL CARLISTA   -349m

      6:45h, diana, hora de levantarse del suelo, recoger los sacos de dormir y un buen desayuno. El día es maravilloso (opuesto a la salida de la Torca), poco a poco vamos ascendiendo por el prado, la vista es magnífica. En media hora llegamos a la boca, estamos ansiosos de empezar, sacamos los petates y listos.

       Por lo pronto yo voy de primero para la instalación. Varios resaltes, un pasamano y otro resalte, conduce al punto más significativo de la Torca, el aéreo del pozo de casi 90mts. Todo instalado con químicos, ¡¡ una pasada !!. En la vertical espero a Vicente. Montamos la “Y” y he te aquí, que Vicente baja de primero, que sienta lo que dicen que se siente, je je… Yo tuve la satisfacción hace años en otra salida espeleológica por estos lares. Hay comentarios que a medida que bajas las paredes desaparecen de la vista, pero eso no es cierto, constantemente las tienes casi en las narices. Bajamos en un santiamén. La sala principal es amplia, pero no nos parece tan amplia como se comenta por los foros y blogs. El suelo es un caos de bloques, perfectamente señalizado por hitos, que nos conducen hasta la parte más baja de la sala.

      La Gran Sala GEV, no tiene ningún encanto especial, sólo que escuchamos un estruendo impresionante, tanto que nos quedamos helados, no sabemos que puede ser, pero lo sabremos a la vuelta…  Al pasar de los -272m, comenzamos a ver las primeras formaciones significativas y hermosas, así como un suelo resbaladizo. Superamos varios resaltes gracias a unas cuerdas fijas, de ésta manera seguimos descendiendo. Una gran colada se nos presenta ante nosotros y vemos un cartel dirección Sifón Terminal. Remontamos por la cuerda fija unos cinco metros y otra al otro lado de la sala nos permita bajar. Llegamos a una sala amplia, no en demasía, pero con muchas formaciones hermosas y una estalagmita central llamativa, seguimos “pa lante” y llegamos al Sifón Terminal tan deseado. Fotos, refrigerio y papeo para el duro retorno.

      En gran parte de la cavidad se levanta polvo, lo que dificulta que pueda ver algo con las gafas de protección. Una dolencia ocular me obliga a llevarlas. El problema es que no puedo estar constantemente limpiándolas por la tal cantidad de polvo en suspensión que hay, no puedo disfrutar la visita como debiera, pero bueno…

      Un largo retorno en ascenso y llegamos a la cuerda. Vicente sube de primero y me esperará en la “Y”, mientras me dedico a picar un poco más. Cuando dice libre empieza mi odisea, la humedad, el vaho y el cansancio se apodera de mí, me explico. Las gafas se vuelven a empañar, por lo que no veo un “pijo”, ¿cómo me las limpio?, no puedo, por lo que, de vez en cuando me paro, me las quito con mucho cuidado y espero un poco, pero da igual, los cristales están cubiertos de polvo. Se me hace eterno el llegar a Vicente, puesto que me veo obligado a pararme muchas veces por éste motivo. Al legar a él le comento el tema, por lo que paso y asciendo hasta el pasamano donde le esperaré para la recuperación de la cuerda principal.

      Una vez los dos en el pasamano, montamos un polipasto, y a recuperar los 150m que dejo en la repisa. Un buen trabajo de equipo. Disponemos que salga de primero llevándome la cuerda recuperada y de arriba otro polipasto y cuando los dos fuera a recuperarlas y listo. Pero el tiempo hace de las suyas. Escuchamos unos truenos atronadores y amenazantes, relámpagos sin parar y lo que nos faltaba, la lluvia. Ésta es persistente y cada vez más violenta. Subo empapándome, ahí fuera ya estoy calado, Vicente hace lo propio y con el polipasto sacamos las cuerdas. Tenemos prisa por volver al parking, no por la lluvia en sí, sino por los relámpagos, no sea nos azoten y no podamos levantar cabeza. Caemos en la cuenta que el estruendo en la parte baja de la Gran Sala, era de un trueno, pues sí que era bestial, porque a esa profundidad…

      Al llegar al parking, extendemos todo para que se seque, entre chispeo y viento al final por la mañana, ya que volvemos a dormir aquí, está relativamente todo seco, UFFF menos mal.

      Estamos contentos por la prospección a una de las Torcas más significativas de Cantabria. Según parece alberga en su interior la mayor sala subterránea de Europa y la tercera más grande del mundo con 500m de longitud por 230m de ancha y 125m de alta. Junto con la cueva de Pozalagua,la Torca del Carlista es el mayor conjunto monumental subterráneo del País Vasco.

PARA VER LAS Y + FOTOS EN DIAPOS PINCHA AQUÍ

Esta entrada fue publicada en ESPELEOLOGÍA, General, VIAJE; ESPEL. CANTABRIA; Travesía Tonio-Cañuela, Cueto-Coventosa, Torca del Hombre-cueva Munio, Cuevas Sopladoras-Cueva del Agua, etc y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s