Cueva Cañuela

21 abril 2011 jueves  -día 3 de 9

CUEVA CAÑUELA

(Travesía Tonio-Cañuela)

        7h, hora de levantarse y comprobar el estado de la ropa. No parece muy empapada afortunadamente, menos las botas… Sin prisas, pero sin pausa, vamos replegando los bártulos y nos preparamos un buen desayuno, gracias al hornillo se hacen maravillas. Tomamos la decisión de visitar la Cueva Cañuela para, por si tenemos suerte y encontramos a alguien que nos lleve hasta la torca de Tonio, poder realizar la travesía. Como se recomienda una primera prospección del terreno , ahí vamos.

       Nos dirigimos a Arredondo, tomamos el desvío hacia Bustablado. Aparcamos el coche al lado de la carretera, ¡un buen sitio para pasar la noche!. Poco antes del Km 1, a la izquierda hay un puente que cruzamos y ascendemos por el sendero hasta la misma boca. Primero el sendero es ascendente suave, luego casi llano, tomando un brusco cambio ascendente hasta la gran boca de la cavidad. Aquí notamos el cambio de temperatura, nos baja una ráfaga de airé frío de la boca. Son las 11:30h, Vicente se da cuenta de lo grandioso que es la galería o arteria principal. Nos ponemos el arnés para poder pasar el pasamano sobre una gran colada, en eso que aparece un padre con su hijo de unos 6 años, que por primera vez, nos cuenta, hará espeleo. No nos parece lo más recomendable, un niño de 6 años y ya por un pasamano un tanto peliagudo por su resbaladizo suelo y abierto al vacío, pero nos abstenemos de comentárselo, él sabrá.

      Llevamos la topografía como se aconseja y la brújula, paseamos por la gran galería observando todo detalle, resalte superado por cuerda fija, sube-baja, sube-baja… Hemos de encontrar el paso para la Galería del Bulevar y llegar a ser posible hastala Sala Olivier Guillaume, sabemos que vamos con tiempo limitado, hemos quedado con el grupo Cántabro esta noche para realizar con ellos mañana lo que decidan.

      Pero el paso no lo encontramos y decidimos realizar toda la galería principal que luego se denomina Cañón Oeste, fantástico, por lo menos para mí. Al final hay un pequeño Belén. Vicente quiere encontrar la sala mencionada, volvemos atrás repasamos cualquier rincón y no hay manera, yo no me acuerdo de la última vez que estuve. Vemos una gran roca con una pintura verde con forma cuadrada, parece ser es el paso de las galerías inferiores, por la que retorné en mi época desde la Sala Olivier. Buscamos y exploramos todos los rincones, galerías nuevas y salas ocultas. Ya puedo decir que me he recorrido toda Cañuela, de principio a fin, je je…  Pero se nos sigue resistiendo lo principal y Vicente no está muy contento.

      Tenemos referencias, pero nada de nada. Sabemos que según donde la topo más la información, al poco de pasar el pasamano ha de estar una cuerda fija (P15) que sale de arriba, galería superior para la Galería del Bulevar, pero por mucho que nos dicen…. Aquí no hay cuerda, ni clavijos ni nada de nada…  Por la hora decidimos salir a fin de llegar con luz al encuentro de los Cántabros.

      Hace mucha humedad con un calor bárbaro, en el sendero hay una bañera con agua putrefacta, es tal el calor que tengo y la tontería, que hacemos una tontería, je je. Foto desnudo con botas, petate y casco como que me meto dentro de la bañera con esa agua negrísima. Y todo un pastizal, menos mal no patiné estando en pelotillas.

      Decepcionados, bueno, más Vicente que yo, nos dirigimos a las Casucas de Asón, lugar donde se hospedan. Nos presentamos y conocemos a Iván, con el cual me comunicaba a través del correo electrónico y al resto de espeleólogos. El grupo lo forman gente de varias comunidades, que están en contacto por el mismo medio.

      Decidimos pasar más tarde, cuando hayan cenado y deliberado qué realizar mañana. Aprovechamos para ir a visitar la Cueva Coventosa, más conocida por la típica “Travesía Cueto-Coventosa” una de las más duras. Está al lado mismo del sendero del PR Arredondo-Asón. La boca no es muy grande pero al adentrarnos, un ruido ensordecedor de corriente de aire nos sorprende.  Un paso estrecho lo provoca, pero nada más superado, listo.

      Volvemos a las Casucas sobre las 23h y nos reunimos con el grupo. Se decide qué hacer, será duro el día pero estamos preparados. Afortunadamente no hay que madrugar, puesto que ha de llegar más gente. Dormimos en el parking, Vicente en el coche y yo fuera en el suelo entre los vehículos. Pero a las tres una lluvia fina me despierta y me obliga a cobijarme en el vehículo, lo cual ya haré el resto del viaje, es muy molesto despertarte empapado por el agua-chirri nocturno.

PARA VER LAS Y + FOTOS EN DIAPOS PINCHA AQUÍ

Esta entrada fue publicada en ESPELEOLOGÍA, General, VIAJE; ESPEL. CANTABRIA; Travesía Tonio-Cañuela, Cueto-Coventosa, Torca del Hombre-cueva Munio, Cuevas Sopladoras-Cueva del Agua, etc y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s