Avenc del Pi del Pla de ses Basses

24 noviembre 2012 sábado

Avenc del Pi del Pla de ses Basses   -130m

La verdadera aventura, qué odisea señores

Conversación telefónica, 8:50´h

-¿Por dónde  andas?

-Estoy en la rotonda del Gallo, en el aparcamiento.

-Pues no te veo, estamos aquí Pilar y Félix, pero a ti no te vemos….

-Sí, hombre, en la rotonda del gallo con los brazos levantados.

-¿Cómo…?, Tarazagaaa, ¿desde cuando los gallos tienen brazos y encima levantados?

-Si aquí, en ésta figura rara de color naranja, con los brazos levantados.

-Ja ja ja ja… pero bueno Tarazagaaa… Ni estás en Pollença, ni en la rotonda del gallo de Pollença. Estás en Alcudia, en la rotonda con algo parecido a un caballo, apoyado por su cola y con las patas delanteras en altooo….

Y así después de treinta minutos más de espera, entre rotondas desaparecidas y aparecidas nuevas, con o sin gallo, con hidroavión o sin él, en Alcudia o en Pollença, ya no sé… conseguimos encontrarnos. A todo esto Félix aún ha de comprar comida “mamma míaaaa”.

Encuentro, 9:40h

Al fin…ya estamos los cuatro para la aventura, esperamos a que salga Félix del supermercado. ¿Cómo iba Tarazaga a encontrar la rotonda dichosa si ha pasado una noche de fábula y no sabía dónde tenía su vehículo? Esto es un presagio de algo…..no sé si bueno o desastroso. Pero al final de la jornada, el triunfo fue nuestro…. ¿ o no?

Empieza la aventura, 10:45´h

-Bien señores y señorit-taaa. Hora de desembarcar todo los petates y cambiarnos. Aquí nos ponemos los aparatos y listo para el agujero, ahí abajo en la dolina, justo donde el gran árbol está el avenc, 10´ de pateo y listos,  eh, esta vez no me equivoco del tiempo, je je, je…

Bien cargados llegamos a la boca. Félix nos enseña su última adquisición, una frontal marca “……”, que la verdad, ni te fijes del modelo. Más abajo, intentará saber como funciona, con esas baterías recargables conexión USB, ¡toma ya!, USB. Si alguien quiere complicarse la vida, pero de verdad, no tiene más que preguntarle a nuestro Félix.

Nuestro propósito de hoy es intentar retirar una roca que obstruye la continuación del avenc. He traído un taladro, unas bragas-presilla y equipo de instalar para poner unos spits y así con las bragas intentar por lo menos moverla un poco. Todo eso, más la comida y cuerdas, etc… hace que nos pese en demasía los petates.

Bajo de primero para realizar la instalación. En la cabecera me doy cuenta que hay un reflejo ahí abajo, -¿qué será, será? Digo. –Agua, por dios, nooo… la base tiene agua, ya nos mojaremos todo toditos señores… –Qué dices…

Procuramos no se moje la cuerda, y qué más dará, a partir de aquí hasta el final, seremos bañados en agua fresquita, goteo constante en nuestros cascos, nuestros hombros, nuestras “partes”,.Sí, porque éste avenc es muy estrecho, y aquí frioleros no tienen nada que hacer, o sí, ir abrigados o con mono de pvc.

Lo único ancho es el pozo de cabecera de casi 27m de aéreo. Luego rampa estrecha, paso de 20cm para dar a una seria de resaltes algo más amplios y arribamos al primer obstáculo, la famosa roca, que el año pasado nos hizo volver a casa, como cual perrito cola entre las piernas. Sacamos taladro, burilador, martillo casero y empezamos ¡intentar! romper algo de ella. Con la canción de los 7 enanitos, vamos dándole golpecitos como podemos. La roca esta inclinada hacia el agujero, el espacio de golpe es apenas un palmo. Nos vamos turnando. Ponemos un spit en pared opuesta, luego las cintas-presilla, la amarramos al “hocico” de la roca, no sea se mueva y nos pille un pie, ya que lo hemos de poner por debajo de ella.

La odisea continúa, 14h    

preparando artilugio seguridad

-¡Qué dices Pilar!, ¿ya son las 14h y aún estamos dándole a esta grffschf… de su pt….mdr..de roca?

-Rafa, ya he roto un centímetro, dice Félix.

-Je, je je..Si hombre, anda y sigue dándole jodio.

-Félix déjame un poco más a mí. Dice Tarazaga.

Toma una piedra y con la punta del martillo va rompiendo esquirlas. Y así, poco a poco, conseguimos quitar como mucho cuatro centímetros.

-Listo, ya no se puede más, es demasiada gruesa. Ahora o nunca, o bien otro día con más arsenal de combate.  –Replico.

Ha pasado más de una hora, hemos quedado Pilar y yo esta noche, para hacer un torrente nocturno, ya no llegaremos si continuamos, otro a quedado para seguir la marcha de ayer y que hoy apenas encontró su vehículo y menos una rotonda, con o sin gallo con brazos en alto, y  el otro, el otro.. no sé, pero espero no le mareen cuando “arribe a casa”.

La decisión, 15h

-¡Seguimos! Decimos los cuatro aventureros,  Después de tanta batalla y sufrimiento, pasaremos sacando hígado, escondiendo barriga y desplazando trasero.

-¡La de dioss… está muy estrecho todavía!

Con los pies en aire, un brazo retorcido para arriba, el otro brazo no sabemos por dónde lo tenemos, el croll de pecho, pues eso, en el pecho incrustado, apenas sin poder respirar, el casco obstinado en  quedarse arriba, no quiere pasar por el agujerito, la quijada quejándose porque el casco lo abandona sin querer desatarse, -¡vamos tú!, que si no fuéramos masoquistas, no estaríamos aquí, eso seguro. Cuando dejamos de sentir que nos aprietan los “güeviles”, eso nos indica que hemos superado esa estrechez y estamos colgados al vacío. Uno tras otros sufriendo, je je jeee…. no saben lo que hay más bajo, eso será sufrimiento, pero yo me cayo, no me la líen parda después de todo éste esfuerzo. Me excuso –ah, no me acordaba que era tan estrecho éste avenc y tan húmedo y con tanta agua por todos lados.

Más animados, pero con unos dolores en las partes bajas y las altas, descendemos bajo lluvia, los spits están sumamente oxidados, pero las ingeniamos para proseguir. Llegamos a la única sala de tamaño agradecida y seca. Aquí es mejor dejar todo, sólo material de instalar para abajo y el que pueda -¿Cómo el que pueda? ¿Qué quieres decir?. –Pues que viene el paso U.L.S.A, la estrechez personificada. Picamos algo ahora, poco, y continuamos, luego al volver comeremos como toca.

El infierno U.L.S.A.

Explico cómo hemos de realizar el paso. -Nos quitamos el arnés, bajamos estos metros a pelo, cuidado que está mojadísimo y muy estrecho y cortante. Nos obliga a estar de pie emparedados. Desplazamos las piernas hacia la derecha suavemente y así como podamos con las manos, brazos, hombros, con lo que sea, levantamos el cuerpo para que las piernas se desplacen hacia abajo lateralmente. El casco molestará, si podéis os lo quitáis. Luego nos iremos pasando el arnés, que nos lo pondremos como podamos en un espacio reducido antes de realizar un descenso por una estrechez más reducida, resaltes más peliagudos y fondo. Apenas nos separan veinte metros del fondo.

-Ok. Todos

Primero yo, -grfsstzzput….hijo de la gran….uf.. al fin, jodio esto. Tarazaga, pásame el arnés y saca de instalar, así voy montando mientras lo  intentas.

-Vale, toma arnés y saca. Todo se engancha.

No hay manera ni espacio para ponérmelo, mientras Tarazaga me da de comer su bota, que no acierta mucho y acaba casi en mi nuca y luego  próximo en la nariz. -Uf… espera tío, que me ponga el arnés que me desnucas. –Perdona,  que estoy incomodísimo, no veo nada y me clavo todo.

Después de unos minutos eternos…turno de Félix, je je. Mientras Tarazaga y yo pasamos la siguiente estrechez de pozo y posterior otros dos.

-¡Sacadme de aquíi… me he quedado encajado y no puedo salir, Rafaaa.. Antonioo…! ¡No puedo ni subir ni bajar… por favor…!-¿Qué me agobioooo…!

Arriba Pilar le da ánimos, pero ella tampoco puede hacer nada, es imposible, sólo dependes de ti, ¡o pasas o revientas!

Nosotros desde abajo imposible. Un sufrimiento después, y ¡Félix lo consigue…! ¡es un fenómeno!, je, je.. ah,ah, pero lo que consigue es volver atrás, ya nos extrañaba. -Ala un derrotado más de las batallas espeleológicas. Turno de nuestra fémina Pilar. Oh.. le pasa lo mismo, se queda encajada, la rodilla no puede doblarla, no tiene donde apoyar los pies, donde sujetarse, el cuerpo apoyado del costado izquierdo, el mono se quiere quedar arriba, pero el cuerpo le va para abajo hasta hacer tope.  Mal, muy mal anda la cosa, je je.. y grita -Socorro….. Tarazagaaa  ayúdame, por “la gloria de mis ….” no me puedo mover, estoy encajadaaa.. Y desde abajo oímos como su dulce voz se va tornando en grffzzsfkg….., -Tarazaga, -le digo- te quedan tres metros para pisar fondo, ¡ni subas!, no podrás hacer nada, baja, que esperen  un poco, luego le quitamos la bota, pinchamos la planta del pie, y a ver que hace ja ja ja… Qué Pilar es fuerte y podrá.  El hombre emprende ascenso y a dos metros de cuerda…  -¡Ya estoy libreee… Tarazaga, no hace falta subas…! –Has visto Antonio, ya ha desencajado ese trasero hermoso, que te he dicho yo. –Déjame volver y bajar esos metros, empieza tú a subir que te cojo. –Ya lo creo, así como están las cosas no sé si saldremos primero de éste pocete, del paso ULSA y luego de la piedra, que temo cómo lo haremos.

¡Reto conseguido¡ pero lo que nos ha costado. Es increíble cómo superar estos obstáculos te pone aprueba el factor psicológico, la templanza y no caer en la locura de la desesperación. –¡qué coño hago aquí!,-¡quien me manda meterme en estos fregaos!, -¡quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza!, -¡¿Quién o qué, me está tirando del arnés, del mono, del casco, de todo!?, -¿¡cómo salgo de éste agujero!?, -¿¡qué hago en éste agujero!?,-hambrientos, sudorosos, empapados, cansados, destrozados, agujereados, retorcidos y mucho más…. llegamos a la sala. ¡al fin!. Hora de comer, ¿comer? –apenas tengo hambre –digo. Nadie se lo cree, -éste no es nuestro Mingui. Qué sólo come, -dice Tarazaga. Come antes de salir de casa, come cuando nos encontramos, come cuando vamos, come antes de bajar, come cuando baja, come cuando está abajo, come cuando sube, come cuando hemos terminado… siempre come. Rafa, ¿no estas bien,  eh?. -Estoy haciéndome mayor, ja ja.. Cuatro chuches, alguna galleta de chocolate de Félix, que me la pega a la boca, y yo casi sin aliento, el jodío este…

Félix y su linterna verde ¿”pa” qué la nueva adquisición?

Bien, ya más descansados y contadas las peripecias de todos, más tarde nos enteraremos del “butiferri” de Félix con su nuevo frontal y sus instrucciones de cómo se enciende “ese y aquel” led, con cargador USB, sí, ja ja ja USB, toma yaa… cuando estaba con Pilar, esperándonos a que volviéramos de las estrecheces. De ahí que, se colgó una linterna al casco, ¡qué pinta eso ahí! Eso le pasa por comprar cosas que ni entiende, dos baterías mega super-chulis del nuevo frontal, ah, pero ¿cómo?.Cuenta Pilarica que una de las baterías se la dejó ahí, en su mochila, en la salita, ¿por qué? ¿por qué Félix nuestro haces esas cosas? Ah, ni comentar nada del otro frontal, (sin pilas eh, que lo sepáis todos).

Ahora, rapidito pero sin descontrol, vamos ascendiendo. La verdad, que contentísimos todos, cantando incluso. Y qué más da, si con agua, con estrechez, con desgarros, con golpes, etc.. lo estamos pasando “chupi”. Hemos desobstruido el paso de la roca, hemos conseguido superar el paso U.L.S.A, luego el pocete estrechito, hemos comido, ¡ah no!, eso a medias.

Ya en el pozo principal, a Pilar, que es incansable, le da por mirar por ahí, y ve otro pocete estrecho, je, no queda más remedio que explorarlo. Convencemos a Antonio y a la aventura. Da miedo verlo hasta en las fotos. Todos para arriba, la noche es fresca, abro mi mochila para guardar el material y –¡anda mi escalímetro! ¿Cómo habrá llegado hasta aquí? Pienso para mis adentros. No digo nada, se que alguno-a esperan lo haga, haré sufrir un poco.

Llegamos a los coches, son casi las 22h, aquí en Formentor, “na” lejos de Palma. Aún así, todo son planes. Antonio ofrece cena, masaje y algo más a una amiga misteriosa, para eso están los móviles, je. Félix, ya tiene lo suyo en casa. Pilar y yo hemos quedado para un torrente nocturno con nuestros amigos Josemi, Javier, Paco, Toni,… Está claro que no llegamos. En Pollença, cambio de vehículos, control de material y cada uno a lo suyo. Abrazos, besos, te quiero, me quieres, nos queremos, aún tenemos mono de más, más sufrimiento, más agua, más complicaciones, uf, uf ,uf…. eso mejor para otro finde.

Epílogo

MenutII, 23h

-SMS; Josemi, salido tarde avenc. Dormimos en Menut II, mañana nos vemos barbacoa.

-Pilar calienta la cena. -Rafa construye  el palacete para dormir.

-Pilar cae redonda de sueño. -Rafa cae redondo, ¡dicha piedra!

-3h madrugada. Somos despertados, mejor dicho, soy despertado (a Pilar no la despierta nada), por unos gamberros que quieren liarla parda. Luces del vehículo a chorro contra la tienda, voces, desgarros en la tienda y en la noche, movimientos sísmicos. ¡Carajo! Los fenómenos que han terminado de realizar el Binifaldó. –Rafaaa… grita Josemi, -Sii.. digo yo medio dormido. Intercambio de cuatro palabras. Todo ha ido bien, nos vemos mañana para la barbacoa, cuando os levantéis coger sitio.  –Ok, no problema.

-Al fin el descanso, paz. ¿Quién dijo eso?…Pero eso.. eso es otra historia .

PARA VER LAS Y + FOTOS PINCHA  AQUÍ

Esta entrada fue publicada en ESPELEOLOGÍA, General y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s